Que hacer en Jaca

  • La capital de la comarca Jacetania es una interesante opción ya sea para pasar unos días de vacaciones como para una escapada de fin de semana. Un lugar que atrae tanto a los amantes de los deportes de invierno como a los quieren prefieren disfrutar de tranquilidad y buena gastronomía.

    Puedes saber más en el apartado de información de Jaca.

  • Castillo de San Pedro

    Castillo de San Pedro

    Probablemente más conocida como Ciudadela de Jaca, es sin duda alguna lo más destacado del lugar, una gran fortificación de planta pentagonal que en su día sirvió como defensa de la frontera aragonesa con Francia. En la visita guiada te explican de manera amena la historia de este singular castillo.

  • Museo de miniaturas militares

    Museo de miniaturas militares

    La colección fue reunida por Carlos Royo-Villanova, un miniaturista amante de la historia que tuvo la paciencia de guardar más de 35.000 figuras de plomo pertenecientes ejércitos de todas las épocas y a distintos países del mundo. Inicialmente la colección fue expuesta el en Fuerte Rapitán después de haber sido adquirida por el Ayuntamiento de Jaca. Aunque en el año 2003 fue traslada a la Ciudadela de Jaca después de la creación del actual museo, donde se pueden admirar más de 32.000 piezas restauradas en 24 escenarios históricos. Puedes realizar una visita guiada donde te explican los distintos dioramas con efectos de sonido, o puedes ver el lugar por tu cuenta con la ventaja de que podrás recrearte en cada una de las maquetas.

  • Catedral de San Pedro

    Catedral de San Pedro

    Comenzó a construirse en último cuarto del siglo XI por iniciativa del rey Sancho Ramírez, tras convertirse Jaca en ciudad (1077) y ostentar la capitalidad del reino hasta el año 1096. Se trata de una de las construcciones más antiguas del románico en España. Su interior alberga el Museo Diocesano de Arte Sacro.

  • Iglesia del Carmen

    Iglesia del Carmen

    Construida a mediados del siglo XVII por la propia orden Carmelita quienes adquirieron el local en 1614. Su estilo es el reflejo de la transición entre el gótico tardío y el barroco. De la fachada destaca sus grandes estatuas — dos de ellas retiradas al interior por su gran deterioro— y su portada manierista de piedra labrada dotada de dos pisos y que data de 1657.

  • Torre del reloj

    Torre del reloj

    Este llamativo edificio situado en el casco histórico de Jaca formaba parte de una residencia particular construida en 1445, sobre el mismo solar en el que se asentaba el desaparecido palacio del monarca aragonés, debido a un incendio. La torre se erigió por iniciativa de Jorge Lasieso como cárcel provisional, a raíz de un incendio que provocó la destrucción de la Catedral y sus calabozos eclesiásticos. Actualmente es la sede de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos.

  • Palacio Episcopal

    Palacio Episcopal

    Este edificio de estilo renacentista es obra de Tomás Obón Almudébar y aunque las obras se iniciaron en el año 1606, su construcción no vio fin hasta el obispado de Esteban Villanova, que ostentó entre 1751 y 1755. Alberga una galería de retratos episcopales que abarca los prelados desde el año 1571 hasta la actualidad y documentación eclesiástica desde el siglo XI.

  • Iglesia de San Salvador y San Ginés

    Iglesia de San Salvador y San Ginés

    La historia data de 1555, año en que —por petición de Felipe II— las monjas del monasterio de Santa Cruz de la Serós se trasladaron a Jaca, dando lugar a la edificación del monastario conocido vulgarmente como “de las Benitas”, debido a sus reglas.
    El recinto está formado por un doble conjunto: la cripta primitiva o iglesia subterránea de Santa María, conocida como la de San Salvador y el templo o iglesia alta de San Ginés. Esta última cedida en 1579 por la cofradía de San Ginés, de cuya construcción inicial solo queda la portada románica. Su interior alberga el sepulcro del románico pleno mejor conservado de la Península Ibérica, el sarcófago de la hija del rey Ramiro I de Aragón, la condesa doña Sancha.

  • Ermita de Sarsa

    Ermita de Sarsa

    Este pequeño templo de origen románico —que podría datar de finales del siglo XII— fue la iglesia parroquial de Villar de Sarsa, una desaparecida población asentada en las faldas de la Peña Oroel. Debido a que este pueblo quedó abandonado sobre el año 1970, en 1972 se decidió trasladar los restos de la ermita hasta Jaca para poder conservarlos, si bien se alteraron algunos elementos, como por ejemplo la reorientación de su ábside y su longitud, que fue acortada.

  • Antigua Judería

    Antigua Judería

    Se trataba de una de las comunidades judías más antiguas del Reino de Aragón. Beneficiados por el fuero otorgado por el rey Sancho Ramírez, quien los equiparó a los cristianos. Permitiendo así, las incorporación de artesanos y comerciantes procedentes del sur de Francia, llegando a unas 425 personas en el año 1377, si bien casi 100 años más tarde tan solo se contaban unas 325. Tras la expulsión, algunos de sus miembros decidieron bautizarse, el resto opto por el exilio hacia Sangüesa o Nápoles.

  • Restos murallas medievales

    Lo único que queda de las antiguas murallas que delimitaban la ciudad de Jaca, son los restos del tramo adosado al Monasterio de las Benedictinas. Fueron derribadas en 1915 para realizar la ampliación de su casco urbano, proyectado por el arquitecto Francisco Lamolla. Se alzaron hasta dos murallas, la primera de ellas aguantó hasta principios del siglo XII. En ambos casos, los muros fueron levantados por los propios habitantes cuyas casas coincidían con el perímetro establecido.

doatrip en las redes sociales


Esta web utiliza cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer tus hábitos de navegación para ofrecerte mejores servicios.
Se considera que si continuas navegando aceptas su uso, aunque puedes cambiar la configuración de tu ordenador para desactivarlas. OK | Más información