Información Cañon de Añisclo

El Cañon de Añisclo —por el que transcurre el río Bellós a lo largo de 20 kilómetros— se prolonga desde el Circo de Añisclo (a los pies del famoso Monte Perdido) hasta la confluencia con el Valle de Aso. Forma parte del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido y se trata de un bonito lugar plagado de montañas de paredes verticales, llamativos toboganes de agua e impresionantes cascadas como la de Fuen Blanca.

Rutas en el Cañon de Añisclo

El lugar es propicio para realizar interesantes excursiones, disfrutar de los paisajes y adentrarse por la diversa vegetación que ofrece el lugar, donde reinan los hayedos, los pinares y los tupidos bosques mixtos como la Selva Plana, que se encuentra en el fondo del barranco.

La mejor época para visitar el Cañon de Anisclo es durante el verano, a partir del cual se pueden producir inesperadas y peligrosas riadas, provocadas por repentinas subidas del cauce del rio Bellós.

Se puede realizar desde un sencillo recorrido circular de unos 45 minutos de duración, hasta una gran excursión de unas 5 horas de camino.

Un paseo por el Cañon de Añisclo

El itinerario más sencillo tiene una duración de tan solo 45 minutos, un verdadero paseo sin ninguna dificultad que incluso se puede realizar con niños.

Partiendo del parking de Añisclo toma el camino que deja el barranco a la derecha, enseguida te adentrarás en la vegetación y verás de lejos —al otro lado del barranco— la curiosa ermita de San Úrbez. Al cabo de unos 15 minutos te encontrarás con un desvío que conduce a las ruinas del Molino de Aso, el cual está a unos 5 minutos. Volviendo al camino principal llegarás a las cascadas del río Aso, donde posiblemente te encuentres a personas realizando el descenso del barranco (una modalidad de deportes de aventura muy popular).

Continua cruzando el puente sobre el río Aso, a partir del cual el camino ya es de vuelta. A media que avances por la senda te encontrarás con varios puntos desde donde podrás observar la belleza del cañon de Añisclo e irás descendiendo hacía el río Bellós, un lugar donde podrás refrescarte y disfrutar de la zona antes de continuar.

Para emprender de nuevo el camino debes cruzar el río a través del puente de madera, a partir de ahí empezarás a ascender hasta enlazar con el sendero GR-15. No tardarás mucho tiempo en encontrarte —esta vez de cerca— con la Ermita de San Úrbez, que tiene la singularidad de estar empotrada en la misma montaña.

Para terminar esta pequeña pero bonita ruta, deberás continuar por el sendero GR-11 para para volver hacía el parking. Antes de llegar te encontrarás con el puente de San Úrbez, una espectacular obra de la era medieval que cruza el río Bellós. Si tienes vértigo será mejor que no mires hacía abajo, porque la altura impresiona bastante. Cruzando el puente volverás a la carretera donde a pocos metros —si tiras a mano derecha— está el aparcamiento.

Continuando por el cañón de Añisclo

Si te parece que puede ser poco, tienes la opción de alagar la ruta otros 45 minutos más siguiendo el mencionado sendero GR-15. Este camino te llevará a admirar un poco más de cerca el cañón de Añisclo, para seguir disfrutando del río Bellos y sus siempre llamativas cascadas.

Si vas preparado, tienes un poco de fondo y quieres adéntrate en pleno corazón de Añisclo, puedes continuar hasta la explanada de la Riperta donde desemboca el barranco de la Pardina. Está situada a unas 3 horas y media desde la ermita de San Úrbez, cruzando el puente de madera y continuando el río hasta llegar a una pronunciada curva desde donde empieza una fuerte pendiente y te aleja del río, hasta llegar a los llanos. La espectacular cascada vertical de Fuen Blanca se encuentra a 1 hora y media más de camino. Llegados a este punto no merece la pena continuar por el sendero (que conduce hasta el collado de Añisclo) y es mejor iniciar el camino de vuelta.

Como llegar al Cañon de Añisclo

Realmente, la belleza de cañón se puede ir disfrutando durante el trayecto que se hace en coche para llegar al lugar, gracias a los numerosos puntos en los que puedes pararte. Desde Aínsa toma la carretera A-138 direción Bielsa-Francia hasta llegar a la localidad de Escalona y cuando llegues a la rotonda, toma la salida de la izquierda dirección Puyarruego (HU-631). Enseguida encontrarás un cartel que indica Cañon de Añisclo (todo recto). Cuando empieces a subir la montaña el trayecto es de unos 13 kilómetros. Durante el verano la carretera es de un solo sentido y tendrás que bajar por otro lado.

Recomendaciones

El recorrido sencillo de 45 minutos seguramente puedes realizarlo con calzado deportivo normal. En cambio si te vas aventurar en las travesías más largas, es mejor que vayas con botas, como mínimo de caña baja. Que nunca te falte agua y un poco de alimento, aunque sea solo para picar. En la parte media-baja del barranco (incluso a la altura de la cascada del río Aso), la humedad es constante y por ello puede refrescar un poco incluso en verano.

doatrip en las redes sociales


Esta web utiliza cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer tus hábitos de navegación para ofrecerte mejores servicios.
Se considera que si continuas navegando aceptas su uso, aunque puedes cambiar la configuración de tu ordenador para desactivarlas. OK | Más información