Historia de Granada

Los Ilbyr

Como así se conocía a este antiguo poblado del siglo VI a.C, asentado en lo que hoy es el actual barrio de Albaicín, comercializaba con griegos y fenicios que tenían sus factorías en la costa mediterránea. Pero el afán de poder por parte de los fenicios se extendió por la península e Ilbyr fue sometido a su poder, viéndose envuelto en las terribles batallas entre cartagineses y romanos. El triunfo de las legiones romanas significó la fortificación del poblado, que pasó a llamarse Iliberis o Elvira, nombre con que aparece en las monedas del primer siglo de la era cristiana.

Tras la caída del imperio romano, los visigodos ocuparon la colina donde se hallaba la ciudad, levantando nuevos muros, de los cuales algunos fueron aprovechados posteriormente por los musulmanes para construir el Alcazaba, el origen de la Alhambra.

Influencia de los judios

Cuando todo parecía indicar que nada alteraría el destino de la población después de la invasión musulmana en el siglo VIII. En el año 1009 se sublevaron los beréberes contra el califa de Córdoba, por lo que los Iliberis se trasladaron a un poblado judío llamado Garnatha Alyejud situado en la orilla opuesta del Darro. En pocos años, la villa judía ocupada por los árabes se extendió hasta unirse con la vieja ciudad imponiéndole el nombre de Granada. Lugar donde tras la caída del califato de Córdoba en el año 1013, el beréber Zawí ben Zirí instaló la capital de un reino de tarifa que comprendía las actuales ciudades de Granada y Málaga.

Los nazaríes

Ziríes, almorávides y almohades gobernaron el reino hasta el 1237, año en el que Muhammad ibn Yusuf ibn Ahmad Nasr, o simplemente Muhammad al-Ahmad como también era conocido, se apoderó del trono fundando la conocida dinastía de los nazaríes, extendiendo sus dominios hasta la actual Almeria, convirtiendo la ciudad en refugio de los musulmanes temerosos del avance cristiano, , quienes contribuyeron de forma brillante al engrandecimiento del reino.

Con esta dinastía Granada adquirió su máximo esplendor, impulsaron las artes y las ciencias y construyeron los majestuosos palacios de la Alhambra y el Generalife. La industria textil, el comercio de productos exquisitos, las novedosas y astutas técnicas de regadío, así como el tráfico de oro desde Sudán, aseguraron un largo periodo de prosperidad.

El último rey musulmán de Granada

A principios del siglo XV la presión de las fuerzas cristianas se hizo mayor y los problemas internos menguaban el poder del soberano Muley Hacén, que acosó los pueblos fronterizos perjudicando a mercaderes y artesanos. El príncipe Boabdill lo derrocó convirtiéndose en el último rey musulmán de Granada. Tras la conquista de Málaga en 1488 y de Almería en 1489, los cristianos asediaron la ciudad de Granada en 1490. Boabdill se vio obligado a capitular ante la entrada de los Reyes Católicos el 2 de enero de 1492.


El cambio de Granada

Tras la conquista de Fernando de Aragón e Isabel de Castilla, Granada se transformó, se cristianizaron los nombres de sus calles y la arquitectura de la ciudad tomó aires renacentistas.

Los reyes hicieron de la ciudad un importante centro cultural, labor que continuó su nieto el emperador Carlos V, fundando la Universidad de Granada en 1526.

La expulsión de los moriscos

Granada se hallaba dividida entre los cristianos y un sector morisco formado por ricos mercaderes de la industria de la seda, quienes ocupaban el Albaicín. Las tensiones entre unos y otros llego a su punto más alto cuando los cristianos prohibieron el Islam y la lengua árabe, de modo que en 1568 se produjo una violenta rebelión en Las Alpujarras que terminó con la expulsión de los moros del Albaicín. Cuatro años más tarde Juan de Austria desterró definitivamente los musulmanes de Granada, lo que condujo a la decadencia de la ciudad. Se construyeron nuevos edificios y muchas mezquitas fueron reemplazadas por templos católicos. Actividades como la cerámica y la taracea continuaron vivas en el alma de la tierra, así como las famosas guitarras granadinas que dejaron en herencia los músicos musulmanes.

  • Patio de los leones de la Alhambra

    El nombre de la Alhambra

    Es un poco confuso, ya que en un principio...

  • LOS ILBYR

    Como así se conocía a este antiguo poblado del siglo VI a.C, asentado en lo que es hoy el actual barrio de Albaicín, comercializaban con griegos y fenicios que tenían sus factorías en la costa mediterránea. Pero el afán de poder por parte de los...

doatrip en las redes sociales


Esta web utiliza cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer tus hábitos de navegación para ofrecerte mejores servicios.
Se considera que si continuas navegando aceptas su uso, aunque puedes cambiar la configuración de tu ordenador para desactivarlas. OK | Más información