Curiosidades de Aínsa

  • La Morisma

    Como conmemoración de la aparición de la Santa Cruz sobre una encina, el domingo más próximo al día 14 de Septiembre de los años impares, se representa La Morisma.
    La escenografía trata de un drama histórico de gran valor etnográfico y popular, ya que es representado por los propios vecinos del pueblo en la Plaza Mayor. El texto ha sido transmitido de generación en generación de forma oral.
    La leyenda data del año 724, cuando los cristianos huyen del dominio musulmán para reunirse en Aínsa y preparar la reconquista. Comandados por Garci-Ximeno, rey legendario de Sobrarbe, consiguen ganar la batalla gracias a la aparición de una cruz luminosa que les dio coraje para recuperar la ciudad. La cruz sobre la carrasca donde fue encontrada es el símbolo de Sobrarbe y está en uno de los cuarteles del escudo de Aragón.

  • Las Nabatas

    Las Nabatas

    Durante siglos se han utilizado las nabatas como único medio de transporte y comunicación entre los pueblos pirenaicos, las riberas intermedias y los pueblos del valle del Ebro.
    Nabateros y barranqueadores trasladaban los maderos desde la montaña hacia el río Ebro a través de sus afluentes, formando parte de la cultura de estas montañas hasta la decadencia de esta actividad a mediados del siglo XX, con la mejora de las vías de comunicación y sobre todo la construcción de los pantanos, que retenían el agua e impedían el paso de los nabateros.

  • Una iglesia para avistar al enemigo

    Iglesia Santa María de Aínsa

    La torre de la iglesia parroquial de Santa María, situada en el casco antiguo de Aínsa, desempeñó un papel fundamental como elemento defensivo, ya que fue concebida como torre de vigía. Solo hay que ver sus saeteras situadas en la parte superior.

  • Plaza Mayor

    Plaza Mayor

    De planta trapezoidal, fue escenario de numerosas ferias y mercados en su época de mayor resplandor. Parece datar de los siglos XII y XIII y todavía conserva restos de la primera muralla, el Portal alto que conduce a la calle mayor y el Ayuntamiento. Destacan sus líneas de porches laterales, arcos de medio punto y ojivales con la características de que todos son diferentes.

  • Las siete puertas

    Las siete puertas

    Aínsa estaba compuesta por un castillo separado del pueblo, la parroquia de Santa María y un recinto amurallado formado por las dos calle principales cuya confluencia terminaba en la iglesia de San Salvador, de la que apenas quedan rastros.
    De este primer trazado se conservan tres puertas de los siglos XI o XII. Entre los siglos XIV y XV se amplió el mismo llegando hasta el castillo. La realización de la Plaza, así como diversas casas en la parte baja del pueblo obligó a levantar una segunda muralla, la cual queda oculta tras las viviendas que se realizaron posteriormente por la parte interior. En sus calles nos podemos encontrar cinco de las siete puertas que existieron en los dos perímetros: Portal de Abajo, Portal Alto, Portal del Callizo, Portal de Tierra Glera y el Portal de Afuera, el cual podemos observar en esta foto.

  • Curiosos desagües en las cubiertas

    Desagües en las cubiertas

    No creo que te pase, pero si te aburres paseando por las calles del casco antiguo de Aínsa, puedes pasar el rato intentando descubrir que son los escultóricos desagües de las cubiertas que adornan sus casas. Este se ve claramente que simboliza un dragón, pero existen
    Potros que no sabes si son aves, tiburones o alguna especie de reptil. Eso sí, seguro cumplen su cometido, evitar que los pájaros entren y embocen la salida de agua.

  • Privilegios de Ainsa

    Durante los siglos XIII al XV, a Ainsa le fueron concedidos un gran número de privilegios por distintos monarcas, desde que el rey Alfonso I le concediera carta puebla. Entre ellos se encontraban Pedro IV y Jaime I, este último, en 1393 concedió a la villa la participación
    en los privilegios que tenía la también oscense población de Jaca. Esto demuestra la enorme importancia que esta población tenía durante la Edad Media, en especial en lo que se refiere a comercios y ferias.

  • Leyendas de Brujas

    Al igual que en otras poblaciones del Sobrarbe, Aínsa siempre ha estado ligada a historias y leyendas sobre brujas, famosos son los aquelarres que se celebraban en esta villa donde se dice que las brujas acudían en Nochebuena y bailaban con el diablo.

doatrip en las redes sociales


Esta web utiliza cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer tus hábitos de navegación para ofrecerte mejores servicios.
Se considera que si continuas navegando aceptas su uso, aunque puedes cambiar la configuración de tu ordenador para desactivarlas. OK | Más información