Historia de Viena

Origen de la ciudad

De procedencia celta, los primeros asentamientos humanos datan del siglo 500 a.C. En el año 13 a. C. se adhiere al imperio romano que durante el siglo I a. C se fue expandiendo hacia el norte, dejando como límites naturales entre bárbaros y romanos, el río Danubio y los Alpes. Vindobona, nombre originario de la actual Viena, fue creada para controlar la provincia de Panonia hasta la caída de Roma en 476 d.C., siendo finalmente ocupada por pueblos germanos.

Carlos I el Grande, conocido como Carlomagno, conquista la ciudad en el siglo IX bautizándola con el nombre de Ostmark. Durante la época fue un importante aliado del Vaticano, siendo punto clave para el abastecimiento de víveres y armas de las Cruzadas.

El asedio turco

El emplazamiento de la ciudad, capital del Sacro Imperio Romano Germánico desde el siglo XV, despertó el interés del Imperio Turco, pero los austríacos salieron victoriosos de los dos sitios a los que fue sometida la ciudad. El primero por parte del sultán Solimán el Magnífico en 1529 fracasó. Tres años más tarde, se topó con el gran ejército del emperador Carlos V y renunció al ataque. Mientras el segundo en 1683, enfrentó al visir Kara Mustafá con el emperador Leopoldo I. La falta de artillería turca, permitió al rey húngaro reunir una formación de tropas austriacas, alemanas y polacas, que el 12 de septiembre acabó derrotando al enemigo en la llamada Batalla de Kahlenberg.

Alianza con Francia

En 1809 Austria es derrotada por Napoleón Bonaparte en la batalla de Wagram, creando una alianza entre ambos países, de modo que el emperador francés desposa a María Luisa, hija de los emperadores austriacos.

Eje de la política europea

Con la derrota definitiva del Emperador Napoleón, se convocó una reunión con el objetivo de restablecer las fronteras en Europa. El largo proceso que duró desde el 1 de octubre de 1814 al 9 de junio de 1815, permitió a Austria conservar gran parte de sus territorios a pesar de su pasada alianza con Francia. Desde entonces, el canciller Metternich convertiría a Viena en el eje de la política Europea durante los siguientes 30 años.

El fin de los Habsburgo

Durante el mandato del emperador Franz Josph I entre 1848 y 1916, transcurre el periodo más glorioso de la famosa dinastía, también el más suntuoso de ellos. Tras el asesinato del heredero Francisco Fernando y su esposa Sofía Chotek, a manos del terrorista serbo-bosnio Gavrilo Princip, la monarquía declara la guerra a Serbia desencadenando la Primera Guerra Mundial. Derrotada Austria-Hungría junto a sus aliados en octubre de 1918, estalla la revolución en Viena que pide la disolución de la monarquía y la independencia de Austria, terminando así con un reinado que se inició en el año 1273 con Rodolfo I, rey de romanos.

Dritte Reich

Con la intención de unificar a todos los germano parlantes, en 1938 Austria fue invadida por la Alemania nazi y Viena pasó a ser la capital de la provincia de Ostmark. El 14 de marzo de 1938, Hitler pronunció su primer gran y emotivo discurso desde el balcón central del Palacio de Hofburg, causando una gran euforia en parte de la población vienesa por pasar a formar parte del Tercer Imperio Germano. Aunque fueron reconstruidos tras la contienda, buena parte del patrimonio histórico de Viena quedaron destruidos por los bombardeos sufridos durante la Segunda Guerra Mundial. El ejército soviético toma la ciudad en mayo de 1945, quienes junto a franceses, estadounidenses e ingleses ocuparían Viena durante los siguientes 10 años bajo un sistema similar al de Berlín.

Sede de organismos internacionales

Con el acuerdo de Moscú, Austria recupera su independencia el 15 de mayo de 1955 y Viena vuelve a ser capital de la República. Desde entonces, ha sido sede de organismos internacionales y la tercera capital de la ONU junto a Nueva York y Ginebra. Desde el año 2002 su moneda de curso legal es el euro dejando a un lado el chelín austriaco.

  • Anillas bajo techo imperial

    La obsesión de la excéntrica emperatriz por el ejercicio y una vida sana le llevo a montar su propia vaquería en el palacio de Schönbrunn en diciembre de 1889. Para ello decidió importar desde Hungría todo el equipo...

doatrip en las redes sociales


Esta web utiliza cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer tus hábitos de navegación para ofrecerte mejores servicios.
Se considera que si continuas navegando aceptas su uso, aunque puedes cambiar la configuración de tu ordenador para desactivarlas. OK | Más información