Consejos alquiler de coches baratos

Consejos alquiler de coches baratos

Buscadores on-line

Encontrarás el coche ideal de forma inmediata y en cualquier parte del mundo ya que colaboran con varias empresas. Como ocurre con los hoteles, para conseguir los mejores precios es importante que reserves con antelación. Algunas compañías permiten la cancelación o modificación de la reserva incluso 24 horas antes de la recogida del vehículo. Puedes devolver el coche en un punto distinto al de recogida. Esto puede tener un sobrecoste, pero es muy interesante si pretendes visitar varios lugares y por economía o por comodidad, partes de otro sitio para emprender el vuelo de regreso.

Puedes elegir desde coches económicos a modelos de alta gama como Mercedes, Audi o BMW. O incluso si tu bolsillo lo permite, coches de lujo como el Lamborghini Gallardo. Por un pequeño suplemento tienes la opción de incorporar navegador, muy útil sobre todo si viajas al extranjero donde a veces es difícil enterarse de los letreros e indicaciones. Antes de partir echa un ojo a las normas de circulación de dicho país. Según la compañía, también puedes equiparlo con sillas para niños, porta esquíes o cadenas para nieve. ¿Coches pequeños o coches grandes? A veces no solo hay que mirar la economía. Tienes que tener en consideración cuáles son tus necesidades, donde vas, por donde te vas a mover y que equipaje llevas contigo.

¿Por qué alquilar un coche?

En ocasiones no solo es útil, sino totalmente necesario si quieres disfrutar de las vacaciones. A la hora de elegir un hotel tienes que estudiar bien la zona y mirar si dispones de transporte público adecuado. Hay ciudades donde este servicio es escaso y de mala calidad. Ten en cuenta el número de personas que vais a alquilar el coche y si sale más económico que coger dos o tres autobuses cada día. Este tipo de empresas ha ido en aumento y los precios son muy competitivos. Generalmente todos los aeropuertos albergan compañias que ofrecen estos servicios, si bien los precios suelen ser más caros que si lo recoges en otra oficina de la ciudad. En ocasiones elegir un vuelo económico y alquilar un coche sale más barato que viajar con vehículo propio. Además, en función de la distancia nos permite disfrutar durante más tiempo de nuestra estancia.

Cosas a tener en cuenta

Si eres menor de 21 años y/o no tienes un año como mínimo de experiencia al volante, no puedes alquilar un coche. Si bien existen compañías que tienen tarifas especiales para jóvenes con condiciones especiales. Algunas categorías exigen tener una edad mínima de 25 años.

Que sea un coche de alquiler no te exime de cumplir las normas de circulación, recuerda que la compañía sabe quién iba conduciendo ese día y si te multan tendrás que pagar.

Cuando reservas escoges una categoría (compacto, berlina, etc), por tanto es posible que a la hora de recoger el coche no te entreguen el modelo que habías elegido, sino otro similar en prestaciones. Al no ser que se especifique lo contrario, en el precio está incluido el depósito de gasolina lleno, de modo que al devolver el coche debes hacerlo en las mismas condiciones, de no ser así te la cobrarán aparte siendo bastante más cara que la de una gasolinera.

Algunas compañías prohíben fumar en sus coches, pero otras simplemente se limitan a comentarlo. De modo que si no eres fumador examínalo bien antes de partir, si percibes malos olores exige que te den otro. Por lo general el lavado de coche está incluido en el precio, no obstante evita devolver el coche en un estado lamentable para evitar recargos de la compañía.

Contrato de alquiler

Antes de firmar asegúrate de que las condiciones no esconden alguna sorpresa que no cubran el tipo de póliza contratada. Es interesante que dicho seguro esté a todo riesgo y que incluya el robo del vehículo, ya que esto último no suele estarlo sino lo especificas. La diferencia suele ser mínima y te puede ahorrar algún que otro disgusto. Por supuesto, antes de emprender la marcha asegúrate del correcto estado del vehículo para dar parte en caso de no ser así.

Si sufres algún percance llama a la compañía, pero también a la policía. Puedes tener problemas si las cosas no están claras y terminar pagando tú el siniestro a pesar de haber contratado un seguro a todo riesgo. A veces es conveniente pagar una ampliación de la póliza para estar más tranquilo.

Consejos útiles para viajar

Buscar vuelos Buscar hoteles Apartamentos baratos Guías de viaje Coches de alquiler
Buscar restaurantes
Booking.com

doatrip en las redes sociales


Esta web utiliza cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer tus hábitos de navegación para ofrecerte mejores servicios.
Se considera que si continuas navegando aceptas su uso, aunque puedes cambiar la configuración de tu ordenador para desactivarlas. OK | Más información